miércoles, 6 de junio de 2012

Ya no la deseo

 He conseguido dejar de desear a mi mujer. ¿Cómo? A fuerza de reprimir el deseo, éste acaba por atrofiarse
Y, ¿Por qué reprimir el deseo?
Por diginidad
¿?
Cuando las excusas para no tener encuentros sexuales se suceden una y otra vez, por lo que se van espaciando cada vez más,
Cuando los que se producen siempre son por iniciativa mía, pues jamás ella muestra deseo alguno hacia mí, ni se acerca, ni me acaricia…
pues eso, que un día uno dice:
Caramba, ya está bien!
“Si, como dice cuando hacemos el amor, le gusta tanto, pues que sea ella por una vez la que dé el paso y se me insinúe si quiere algo”.
Y claro,como no lo hace, pasamos un día y otro, y una semana y otra sin apenas contacto físico más allá de un beso de buenas noches y otro de buenos días.
Así que, a pesar de que la carne es fuerte y a veces cuando la veo en según qué situaciones saltaría sobre ella como un león, me contengo cada vez más para conservar algo de dignidad.
Como no se me ocurriría contar esto a nadie que la conozca por respeto a su intimidad, he encontrado aquí el lugar idóneo para ello, y de paso desahogarme.
Este es el inicio de mi nueva doble vida:
Compartir esto con vosotros.
Iré poniendo aquí mis reflexiones sobre mis relaciones de pareja. Seguro que hay más personas en mi situación, con quienes espero departir desenfadadamente, compartir secretos y lo que se nos ocurra.
Agradezco a Mss O´Hara que haya puesto a nuestra disposición este espacio para poder sincerarnos anónimamente. Le mando un cariñoso abrazo a ella y a todos los participantes en este foro. CycC

Esta es la primera confesión pública que hice de mi propósito de iniciar una doble vida, calculo que a finales de enero, por las fechas de los comentarios; un poco antes de poner al problema de mi pareja el nombrecito de la entrada anterior, y de encontrar todos los artículos sobre este asunto mencionados allí.
Las iniciales de la firma son las que al final han dado nombre a este blog

Puedes leerla con los comentarios de otros en:

Tardé un poco en publicar la continuación: 

He intentado de todo para sacar a mi pareja de esa situación ( incluidas visitas a psicólogos). Algunas, esporádicamente han funcionado, otras no, pero uno se cansa de ser siempre el que tira del carro. Mi autoestima diariamente se ve afectada al no sentirme nunca deseado y ya he desistido de arreglar nuestra relación, al menos en lo tocante al sexo.
Así que he tomado algunas determinaciones al respecto, para al menos no quedarme yo célibe para siempre:
1 No proponerle nunca más sexo. He llegado a la conclusión de que no se merece los estupendos polvos que le (nos) he proporcionado. Si hubiera dependido de ella, habrían sido muchos menos, y peores
2 Si ella insinúa, pero no propone directamente, hacerme el sueco (he aprendido mucho de tanto sufrirlo)
3 Si propone directamente, depende de cómo me pille (Tampoco soy un asceta, la carne es fuerte y yo paso mucha necesidad)
4 He decidido cruzar el Rubicón, así que ya sólo me queda buscar con quién, cómo, cuándo y dónde.
Un abrazo solidario a tod@s los que sufren este problema, que por un casual he podido ver en otro foro que los sexólogos llaman procrastinación que somos multitud, hombres y mujeres.
Hasta pronto. CycC


En esta segunda confesión, más debatida que la primera, prometí a una de las comentaristas contar mi primera infidelidad, que es lo que estoy haciendo en mi blog  http://erodisea.blogspot.com.es/



7 comentarios:

  1. directamente yo dejaría de estar con una persona así... para hablar, conversar, dialogar, ir al cine, etc., etc., tengo a mis amigos... para hacer el amor sólo deseo a la persona que quiero y si esa persona no me desea, no tiene sentido que siga a su lado.

    ¡que triste!

    y hablo con conocimiento de causa... tuve una pareja así, también sentí esa frustración pero forzé las cosas para que la relación rompiese porque ya no lo soportaba más... hacia terapia por un problema que no era mío cuando el que tenía que ir a terapia era él...

    no merece la pena desperdiciar el tiempo con alguien así... no es justo.

    biquiños,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón, Aldabra. No añado nada a lo qua has dicho.
      Cada párrafo de esta estupenda reflexión es perfecto.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. ahora ya entiendo lo de casados casi célibres... es que llevo un par de días dándole vueltas y no acababa de encajar las piezas.

    biquiños,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro, si te queda alguna duda, me tienes a tu disposición.
      Besos

      Eliminar
  3. tienes una cola de sirena en el avatar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La cola de una de las sirenas que tentaron a Vlixes. No podría oírlas, pero quedó prendado de su belleza.

      Eliminar
  4. Podria haber escrito esta entrada sin mover una coma...aunque jamas (y si, digo jamas) llegaré al punto 4.

    ResponderEliminar